domingo, 10 de julio de 2011

SEPTIMO CHAKRA


Septimo Chakra. Pineal
Se dice que el loto de los mil pétalos es la morada del séptimo chakra y de la supraconsciencia. Se representa con mil pétalos porque recibe casi esta cantidad de radiaciones de energía. El violeta es la representación de lo más elevado, aquello que trasciende a todas las cosas. Está íntimamente ligado a la glándula pineal en el cuerpo físico.
Esta glándula de forma triangular-ovalada que se encuentra situada debajo del engrosamiento del cuerpo calloso, en las profundidades del cerebro, tiene gran importancia en gran parte de las tradiciones esotéricas, y es considerada por las mismas como el punto de conexión con la Conciencia Absoluta o Cósmica. La mente va asimilando la existencia, confiriéndole sentido, y construyendo el sistema de creencias. Estos son los programas maestros a partir de los cuales edificamos la realidad.
Por eso, este chakra es el chakra maestro y se relaciona con las glándulas maestras del sistema endócrino, la pituitaria y pineal. guarda correspondencia con el cerebro y más especialmente con la parte superior o córtex cerebral. La apertura del séptimo chakra tiene una condición clave: la humildad, la entrega, la capacidad de postrarse ante el Infinito.
Por esto, en muchas tradiciones, las personas suelen inclinarse o postrarse ante la divinidad. El tope de la cabeza se inclina hacia la tierra y, al hacer este movimiento, la atención, la sangre, la circulación y el prana se concentran en el séptimo chakra y la persona se siente abierta y fortalecida.

SÉPTIMO CHAKRA
Pineal

AJNA
(Saber, percibir)


SÉPTIMO (Centro de corona): Integración de la personalidad total con la vida y los aspectos espirituales de la humanidad.
Está relacionado con la conexión de la persona con su espiritualidad y con la integración de todo su ser, físico, emocional, mental y espiritual.
SÉPTIMO ABIERTO:
Es probable que la persona experimente con frecuencia su espiritualidad en forma muy personal y exclusiva. Esta espiritualidad no se define dogmáticamente, ni se expresa con palabras. Se trata más bien, de un estado de ser, un estado de trascendencia de la realidad mundana al infinito. Va más allá del mundo físico y crea en el individuo una sensación de plenitud.

SÉPTIMO CERRADO:
Cuando este centro está cerrado, la persona no tiene, probablemente ese "sentimiento cósmico" y no entiende de lo que hablan otros cuando se refieren a él.

FUNCIONES DE LA GLÁNDULA PINEAL (también llamada hepífisis)
Considerada por los filósofos antiguos como la cede del alma, está frente a la glándula pituitaria. Mide aproximadamente 1 cm de longitud y 5 mm de anchura. Sus dimensiones pueden cambiar con la edad, no obstante, a partir del séptimo año de edad esta glándula sufre una progresiva involución.
Existen muchos datos que sugieren que la secreción de la glándula pineal no es constante y que los estímulo adecuados para que se produzca la secreción son los estímulos luminosos, proporcionando de esta forma un "reloj criculante" al organismo; se especula que por ello puede constituir una parte importante de los mecanismos que rigen las actividades cíclicas (sueño-vigilia, etc.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada